Los ganadores del Mundial de Robótica volvieron a los talleres de alta competencia de la ULP

Los ocho puntanos que dejaron a San Luis y la Argentina en lo más alto de la robótica mundial volvieron, como todos los sábados, a los talleres de alta competencia de la Universidad de La Punta, donde se formaron de cara a la competencia realizada en Alemania. En una jornada especial compartieron su experiencia mundial con sus compañeros de San Luis.

Pasaron más de 30 días desde que ocho chicos puntanos viajaron a Leipzig, Alemania, detrás de su sueño: posicionar a San Luis y a la Argentina en los primeros lugares de la robótica mundial. Luego de un fructífero paso por la RoboCup 2016, donde obtuvieron el segundo puesto en la categoría Super Team (una competencia de rescate colaborativo) junto a chicos de Austria y Alemania, los integrantes de Iron Fénix Team y ULP Robotics volvieron a su tierra.

El sábado pasado, luego de haber compartido su experiencia con medios locales y nacionales, así como con sus familiares y amigos, volvieron a los talleres de robótica de alta competencia de la Universidad de La Punta (ULP). En un clima de compañerismo y admiración pudieron no sólo reencontrarse con sus compañeros, también contar anécdotas de su increíble viaje y algunas de las lecciones de coordinación y trabajo en equipo que aprendieron en el antes, durante y después de la competencia.

Las inscripciones a los talleres de alta competencia se pueden realizar a través de www.robotica.ulp.edu.ar.Las inscripciones a los talleres de alta competencia se pueden realizar a través de www.robotica.ulp.edu.ar.

La RoboCup, en primera persona

El desafío colaborativo en el que tuvieron que combinar sus saberes con chicos de otros países para resolver una prueba sorpresa; la elección del diseño de sus robots; la importancia de mantener una comunicación fluida entre los miembros de los equipos; y las arenas que presentaron mayores dificultades fueron algunos de los temas abordados durante la charla.

“Durante la competencia tuvimos la oportunidad de observar y aprender de delegaciones como Estados Unidos e Irán. Nos nutrimos mucho de su experiencia y, sin dudas, esto nos permitirá ir mejorando cada día más”, resumió Agustín Mazza, uno de los integrantes de Iron Fénix Team.

Finalmente, destacó: “Volver a los talleres y reencontrarnos con nuestros compañeros fue buenísimo. Ahora apuntaremos a seguir dando lo mejor de nosotros y a aplicar todo lo aprendido en la RoboCup 2016 de cara a la competencia del año próximo”.